fbpx

Infectología Pediátrica

¿Qué es la infectología Pediátrica?

La Infectología Pediátrica es es una subespecialidad de la medicina interna y de la pediatría que se encarga del estudio, la prevención, el diagnóstico, tratamiento y pronóstico de las enfermedades producidas por agentes infecciosos (bacterias, virus, hongos y parásitos).

Consulta con un especialista en enfermedades infecciosas pediátricas, todas las pruebas necesarias, un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento en una sola visita. La clínica cuenta con su propio laboratorio, equipado para realizar todo tipo de análisis para detectar infecciones. Lo tenemos todo para la comodidad de los padres con hijos, y los médicos son capaces de encontrar un lenguaje común con niños de diferentes edades.

¿Qué trata un infectólogo pediátrico?

Un infectólogo pediátrico es un médico que trata y previene las enfermedades infecciosas.

Síntomas de enfermedades infecciosas en niños

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad dependen del tipo de virus y de su acción en el organismo. Los síntomas de las enfermedades infecciosas en los niños:

  • fiebre;
  • sarpullido, prurito;
  • inflamación de los ganglios linfáticos;
  • intoxicación (vómitos, diarrea);
  • tos, secreción nasal;
  • dolor de garganta;
  • Sensación de rigidez en articulaciones y músculos;
  • dolores de cabeza.

Diagnóstico

La infectología pediátrica en la Clínica Kidoz consiste en todo tipo de diagnósticos de laboratorio que ayudarán a realizar un diagnóstico preciso. La clínica tiene su propio laboratorio, la mayoría de los análisis están listos en una hora. Lo más a menudo prescrito:

  • análisis general de sangre
  • análisis bioquímico de sangre;
  • análisis de orina;
  • pruebas parasitarias;
  • pruebas serológicas;
  • análisis bacteriológicos;
  • análisis PCR.

Tratamiento

El médico prescribe el tratamiento tras el diagnóstico, teniendo en cuenta qué infección causó la enfermedad, el estado del niño, la edad, el peso y otras características.

Tratamiento farmacológico

  • antibióticos;
  • antifúngicos;
  • antiprotozoarios;
  • antihelmínticos;
  • medicamentos para el bienestar y otros medicamentos.

Prevención

  • vacunación obligatoriamente;
  • vacunación al viajar a determinadas regiones contra las enfermedades allí prevalentes.
  • lavarse las manos regularmente con agua y jabón antes de comer, después de salir a la calle y al ir al baño;
  • ventilar la habitación antes de acostarse y a lo largo del día;
  • utilizar toallas, cepillos y peines personales, no compartirlos con otros y enseñar esto a los niños.

Solicitar cita

Impresionantes valoraciones

Preguntas frecuentes sobre Infectología Pediátrica

Las enfermedades infecciosas más comunes en los niños incluyen el resfriado común, la gripe, la varicela, la amigdalitis, la otitis media y la neumonía. También es importante tener en cuenta enfermedades infecciosas más graves, como la meningitis, la sepsis y la tuberculosis, que pueden requerir atención especializada por parte de un infectólogo pediátrico.

La mejor manera de prevenir enfermedades infecciosas en su hijo es asegurarse de que reciba todas las vacunas recomendadas por su pediatra. Además, asegúrese de que su hijo se lave las manos regularmente, especialmente después de usar el baño y antes de comer. También es importante evitar el contacto cercano con personas enfermas y enseñar a su hijo a cubrirse la boca y la nariz cuando tose o estornuda.

Si su hijo tiene una enfermedad recurrente o persistente causada por un agente infeccioso, como una bacteria, un hongo, un parásito o cualquier otra infección rara, puede ser necesario que lo vea un infectólogo pediátrico. También puede ser necesario si su hijo tiene una infección grave que requiere tratamiento intravenoso o si su sistema inmunológico está comprometido.