fbpx

Urología Pediátrica


La urología pediátrica es la especialidad médica que atiende los problemas genitourinarios del niños, adolecente y en algunos casos, del feto.

Algunas de las enfermedades de las que se ocupa son: malformaciones genitourinarias cogénitas, tumores típicos de la infancia, litiasis, traumatimos y otras.

La urología pediátrica está en estrecha relación con la pediatría y la neonatología, para el tratamiento prenatal, recién nacidos y lactantes pequeños; con la nefrología pediátrica, debido a la severa repercusión renal de determinadas anomalías; con la endourología y con la cirugía general y laparoscopia.

¿Qué es un urólogo pediátrico?

Si su hijo tiene una enfermedad o condición de los genitales o del aparato urinario (riñones, uretra, vejiga), un urólogo pediátrico tiene la experiencia y la capacitación para tratarlo.

¿Qué tipo de adiestramiento tienen los urólogos pediátricos?

Los urólogos pediátricos son doctores en medicina que han realizado:

  • Por lo menos 4 años de estudios en una escuela de medicina
  • De uno a dos años de internado en cirugía
  • Al menos 4 años adicionales de entrenamiento como residente en urología general
  • Al menos de 1 a 3 años adicionales de adiestramiento en urología pediátrica

Un urólogo pediátrico debe dedicar un mínimo del 75% de su práctica médica a problemas urológicos en bebés, niños y adolescentes.

¿Qué tipo de tratamiento brindan los urólogos pediátricos?

Los urólogos pediátricos son cirujanos que pueden diagnosticar, tratar y manejar problemas urinarios y genitales en niños. Los urólogos pediátricos brindan los siguientes servicios:

  • Evaluación y manejo de desórdenes al orinar, reflujo vesicoureteral e infecciones del aparato urinario que requieren de cirugía
  • Reconstrucción quirúrgica del aparato urinario (riñones, uretra y vejiga), incluyendo anormalidades genitales, hipospadias y trastornos del desarrollo sexual.
  • Cirugía para afecciones de la ingle en la niñez y adolescencia (testículos que no han descendido, hidrocele/hernia, varicocele).
  • Pruebas y tratamiento quirúrgico de la enfermedad de cálculos renales.
  • Tratamiento quirúrgico de tumores y enfermedades malignas del riñón, vejiga y testículos.
  • Pruebas y tratamiento de problemas urológicos de las vías urinarias identificados antes del nacimiento.
Los urólogos pediátricos: La mejor atención para los niños ​

Los niños no son simplemente adultos pequeños. No siempre pueden decir lo que les molesta ni responder a preguntas médicas. No siempre están en capacidad de tener paciencia y colaborar durante un examen médico.

Los urólogos pediátricos están entrenados para enfocar su atención en las necesidades especiales de los niños y sus padres, incluso aquellas que podrían ser delicadas o vergonzosas relacionadas con los genitales y problemas de evacuación. Ellos saben cómo examinar y tratar a los niños de forma que los haga sentir cómodos para que puedan cooperar. Además, los urólogos pediátricos generalmente disponen de equipo especialmente diseñado para los niños. Esto ayuda a crear un entorno cómodo y que no resulte amenazador​ para su niño.

Si su pediatra sugiere que lleve a su hijo donde un urólogo pediátrico, puede tener la certeza de que éste tendrá la más extensa gama de tratamientos posibles, el adiestramiento más integral y la más amplia experiencia con niños y en el tratamiento de enfermedades del aparato urinario de los niños.


Solicitar cita