fbpx

Ultrasonido del bazo en niños

La ecografía del bazo en niños suele realizarse como parte de un examen exhaustivo, que también incluye el examen del hígado, la vesícula biliar, el tracto biliar y el páncreas. Hasta la fecha, el estudio es uno de los métodos más sencillos, accesibles e informativos para diagnosticar enfermedades.

En la Clínica Infantil Kidoz se puede realizar la ecografía del bazo, hígado y otros órganos internos a un niño de cualquier edad con fines preventivos o ante la presencia de síntomas sospechosos.

El examen es seguro, indoloro y prácticamente no tiene contraindicaciones.

Ventajas de la ecografía del bazo en la Clínica Kidoz

Nuestro centro multidisciplinar ofrece servicios médicos de diagnóstico y tratamiento de la máxima calidad. A su servicio:

  1. Médicos experimentados de diversas especialidades
  2. Equipos modernos de diagnóstico por ultrasonidos
  3. Cita previa sin colas
  4. Ambiente cómodo en todas las etapas de la visita a la clínica
  5. Posibilidad de recibir asesoramiento tras la ecografía

La ecografía a tiempo – una oportunidad para identificar la enfermedad en la etapa inicial y detener rápidamente su desarrollo. Reserve una ecografía por teléfono + 506 4000-1597.

Qué muestra la ecografía del bazo

Las ondas de ultrasonido brindan la oportunidad de evaluar:

  • el tamaño del órgano y su estructura interna;
  • su localización;
  • la calidad del riego sanguíneo;
  • la presencia o ausencia de patologías: inflamación, quistes, tumores, lesiones, etc.

Gracias a un diagnóstico a tiempo, los médicos detectan daños en el bazo, derivados de traumatismos abdominales, neoplasias, hipertrofia o distrofia del órgano y otros problemas.

Indicaciones y contraindicaciones en niños

La ecografía del bazo se realiza como parte del examen de cribado estándar de los niños a la edad de 1 mes. Si está indicado, se prescriben otros diagnósticos:

  • traumatismo abdominal;
  • sospecha de malformaciones;
  • signos de agrandamiento de órganos;
  • sospecha de neoplasia;
  • presencia de enfermedades hepáticas o sanguíneas (leucemia);
  • infecciones: hepatitis, mononucleosis infecciosa, tularemia y otras patologías que afecten al estado del órgano.

La principal contraindicación del estudio son las lesiones cutáneas o traumatismos en la proyección del órgano que imposibiliten la inserción del transductor.

Preparación y realización del estudio

Si la ecografía del bazo se lleva a cabo de forma rutinaria 3 días antes del procedimiento es necesario ajustar la dieta. Excluye los productos que causan aumento de la formación de gas en el intestino: repollo, frijoles, hongos, diversos productos de panadería, dulces. Se recomienda abstenerse de alimentos pesados, grasos y fritos, bebidas carbonatadas y alimentos enlatados.

El diagnóstico se realiza con el estómago vacío. Al realizar un estudio en niños del primer año de vida, el momento de la visita al médico se designa de modo que hayan transcurrido al menos 2 horas desde la alimentación anterior.

Durante el procedimiento, el paciente se tumba boca arriba con el abdomen al descubierto. El médico trata la piel con gel y coloca un pequeño sensor que se desplaza de un lugar a otro según sea necesario. Durante el proceso de visualización, se toman medidas y se guardan imágenes de las zonas sospechosas. El procedimiento dura entre 20 y 30 minutos.

Resultados

En 15-20 minutos tras finalizar el examen, el ecografista emite una conclusión, en la que se muestra toda la información obtenida sobre el estado del órgano. Posteriormente, este documento es estudiado e interpretado por el médico tratante junto con los resultados de otros procedimientos diagnósticos.

Los ecógrafos modernos proporcionan diagnósticos de alta calidad gracias a la imagen de alta definición obtenida mediante el registro de las ondas ultrasónicas reflejadas por los tejidos. Los datos se visualizan instantáneamente en el monitor, lo que permite al médico corregir el curso del examen en caso necesario.

El paciente no experimenta dolor ni molestias y no está expuesto a radiación. Gracias a ello, la ecografía puede realizarse incluso en recién nacidos, independientemente de su estado.

IMPORTANTE

El resultado de la ecografía no es un diagnóstico independiente y sirve como técnica auxiliar para determinar con precisión la causa de la patología en conjunción con las quejas, los datos de los análisis clínicos y otras técnicas de exploración.

Impresionantes valoraciones