fbpx

Ultrasonido de los intestinos en niños

El diagnóstico ecográfico es universal: se utiliza en todos los ámbitos de la medicina, prácticamente no tiene contraindicaciones y proporciona información de máxima fiabilidad. La ecografía desempeña un papel importante en la gastroenterología pediátrica, ya que permite detectar diversas enfermedades gastrointestinales en las fases más tempranas. La ecografía del intestino se incluye la mayoría de las veces en un estudio completo de la cavidad abdominal, pero puede asignarse al niño de forma individual para determinadas indicaciones.

En la Clínica Infantil Kidoz, el diagnóstico ecográfico es realizado por especialistas altamente cualificados con amplia experiencia práctica que utilizan modernos equipos de ultrasonido de clase experta.

El examen es seguro, indoloro y prácticamente no tiene contraindicaciones.

Ventajas de la ecografía de los intestinos en la Clínica Kidoz

Nuestro centro multidisciplinar ofrece servicios médicos de diagnóstico y tratamiento de la máxima calidad. A su servicio:

  1. Médicos experimentados de diversas especialidades
  2. Equipos modernos de diagnóstico por ultrasonidos
  3. Cita previa sin colas
  4. Ambiente cómodo en todas las etapas de la visita a la clínica
  5. Posibilidad de recibir asesoramiento tras la ecografía

La ecografía a tiempo – una oportunidad para identificar la enfermedad en la etapa inicial y detener rápidamente su desarrollo. Reserve una ecografía por teléfono + 506 4000-1597.

Qué muestra una ecografía del intestino

El equipo de ultrasonidos puede utilizarse para examinar todas las partes del intestino. Durante el procedimiento, el médico puede

  • detectar neoplasias, cuerpos extraños atrapados en la luz intestinal;
  • identificar zonas de inflamación, focos de infección;
  • encontrar signos de cambios atróficos;
  • analizar las características anatómicas del órgano y registrar anomalías del desarrollo;
  • detectar la presencia de líquido en la cavidad abdominal;
  • evaluar la irrigación sanguínea del intestino grueso y delgado;
  • identificar signos de obstrucción intestinal y otras patologías.

La ecografía del intestino delgado y grueso permite identificar en un recién nacido adherencias, paredes abultadas, anomalías congénitas estructurales que pueden afectar negativamente a la calidad de vida y al futuro desarrollo del bebé.

Indicaciones en niños

La ecografía intestinal se recomienda en niños para cualquier trastorno gastrointestinal. Los signos que son indicaciones directas para el examen incluyen:

  • aumento de la formación de gases, flatulencia;
  • estreñimiento prolongado o problemas regulares de defecación;
  • diarrea;
  • náuseas persistentes, vómitos repetidos en ausencia de síntomas de intoxicación aguda;
  • amargura en la boca;
  • ardor de estómago;
  • regurgitación excesiva en los lactantes y eructos constantes en los niños mayores en un contexto de insuficiencia ponderal;
  • olor desagradable en la boca.

La razón para enviar a un niño a una ecografía del intestino pueden ser quejas del bebé sobre dolor en la región subcostal derecha, pesadez en el abdomen, molestias después de comer. El estudio también se realiza en caso de sospecha de apendicitis aguda, que puede manifestarse por fiebre, dolor intenso en la parte inferior derecha del abdomen, náuseas, vómitos e intoxicación general.

Cómo se realiza una ecografía del intestino

Existen dos formas de exploración: transabdominal y endorrectal. En la mayoría de los casos, a los niños se les realiza una exploración transabdominal, en la que el médico evalúa el estado del intestino a través de la pared anterior del abdomen.

Antes del diagnóstico, se desnuda al niño hasta la cintura, se le coloca en una posición cómoda en la camilla y se le aplica un gel conductor en el abdomen, que mejora la transmisión de la señal y elimina los daños en la piel debidos a la fricción del sensor.

Durante el examen, el médico examina consecutivamente todas las partes del intestino en secciones longitudinales, oblicuas y transversales, moviéndose de las partes inferiores a las superiores. Si la señal no es clara o la zona deseada no es totalmente visible, el médico puede pedir al niño que se dé la vuelta, se mueva, contenga la respiración o respire profundamente.

Cómo prepararse

Los especialistas del Centro SM-Clinica recomiendan a los padres iniciar la preparación 2-3 días antes de la visita al médico. Durante este período es aconsejable excluir de la dieta del niño los productos que aumentan la formación de gases (col, judías, productos de harina), frutas y verduras frescas, especialmente con huesos y cáscaras, limitar el uso de dulces, zumos y bebidas carbonatadas. Si es necesario, nuestros médicos recetarán medicamentos para ayudar a reducir los gases y normalizar la digestión del bebé.

Un día antes de la ecografía es necesario limpiar los intestinos con un enema o medicamentos. Es muy conveniente no dar de comer al niño al menos 3-4 horas antes del estudio, limitándose sólo a beber, lo que tendrá que ser detenido 1 hora antes del procedimiento.

En caso necesario, las recomendaciones sobre la preparación teniendo en cuenta las peculiaridades de la salud de un paciente joven serán dadas por un médico de la clinica pediátrica Kidoz de forma individual.

IMPORTANTE

El resultado de la ecografía no es un diagnóstico independiente y sirve como técnica auxiliar para determinar con precisión la causa de la patología en conjunción con las quejas, los datos de los análisis clínicos y otras técnicas de exploración.

Impresionantes valoraciones