fbpx

Ultrasonido de la vesícula biliar en niños

El ultrasonido (ecografía) de la vesícula biliar es un procedimiento para examinar el órgano y los conductos biliares mediante ultrasonidos. A menudo se realiza simultáneamente con el diagnóstico del hígado, el páncreas y el bazo.

En la Clínica Infantil Kidoz de San José se puede realizar una ecografía de la vesícula biliar a un niño de cualquier edad, así como otros procedimientos diagnósticos para determinar con precisión la causa de síntomas anormales.

El examen es seguro, indoloro y prácticamente no tiene contraindicaciones.

Ventajas de la ecografía de la vesícula biliar en la Clínica Kidoz

Nuestro centro multidisciplinar ofrece servicios médicos de diagnóstico y tratamiento de la máxima calidad. A su servicio:

  1. Médicos experimentados de diversas especialidades
  2. Equipos modernos de diagnóstico por ultrasonidos
  3. Cita previa sin colas
  4. Ambiente cómodo en todas las etapas de la visita a la clínica
  5. Posibilidad de recibir asesoramiento tras la ecografía

La ecografía a tiempo – una oportunidad para identificar la enfermedad en la etapa inicial y detener rápidamente su desarrollo. Reserve una ecografía por teléfono + 506 4000-1597.

Qué muestra una ecografía de la vesícula biliar

La ecografía de la vesícula biliar en niños permite evaluar el tamaño del órgano, el grosor y el tono de las paredes, la calidad de la bilis, la presencia de concreciones o pliegues, así como el estado de los conductos. Con la ayuda de este estudio, los médicos pueden detectar:

  • peculiaridades anatómicas de la estructura del órgano: pliegues, constricciones, etc;
  • procesos inflamatorios agudos y crónicos;
  • cálculos, parásitos, tumores;
  • disquinesia biliar y otras enfermedades.

Indicaciones y contraindicaciones en niños

La ecografía se realiza si existen síntomas sugestivos de afectación de la vesícula biliar y/o trastornos del flujo biliar:

  • dolor subcostal derecho;
  • color amarillento de la piel y las mucosas;
  • amargura en la boca;
  • pesadez o malestar en el abdomen después de comer, etc.

El diagnóstico también se realiza en enfermedades de otros órganos digestivos, traumatismos abdominales, cambios en los análisis de sangre y orina, sospecha de tumores o infestación parasitaria, intoxicaciones agudas y crónicas, trastornos dietéticos. En patologías ya diagnosticadas se utiliza la ecografía para controlar el estado en la dinámica y evaluar la eficacia del tratamiento.

No existen contraindicaciones absolutas para el estudio. La única limitación puede ser una lesión cutánea grave en la proyección de la vesícula biliar.

Preparación y realización del estudio

La ecografía de la vesícula biliar requiere preparación, que comienza 2-3 días antes del estudio. En este momento es necesario seguir una dieta que excluye: picante, graso, alimentos fritos, alimentos ahumados, bebidas carbonatadas, así como todos los productos que causan la formación excesiva de gases en el intestino. La última comida debe ser de al menos 8 horas antes del procedimiento, y líquidos – 3-4 horas.

Si se trata de un lactante, su régimen no cambia. El examen se realiza inmediatamente antes de la siguiente toma.

Antes del procedimiento, el médico aplica un gel sobre la piel para facilitar las ondas ultrasónicas. A continuación se coloca un transductor en la superficie del cuerpo (proyección hepática), que se desplaza para obtener la mejor visión. La imagen se muestra en la pantalla, se toman medidas de los principales parámetros y se registran los cambios patológicos.

Resultados

El resultado del diagnóstico se emite 15-20 minutos después del examen en forma de un informe en papel que muestra todos los parámetros del órgano, su contenido y otra información. Si es necesario, se adjuntan al documento imágenes impresas.

Es importante recordar que el diagnóstico sólo lo realiza el médico que le atiende, que tiene en cuenta no sólo los datos de la ecografía, sino también los resultados de otros estudios.

IMPORTANTE

El resultado de la ecografía no es un diagnóstico independiente y sirve como técnica auxiliar para determinar con precisión la causa de la patología en conjunción con las quejas, los datos de los análisis clínicos y otras técnicas de exploración.

Impresionantes valoraciones